¿Diremos adiós al dólar?—La desdolarización financiera en América Latina

Por Mercedes García-Escribano y Sebastián Sosa

Los sistemas bancarios de varios países de América Latina se han caracterizado por elevados niveles de dolarización.

La dolarización financiera—fenómeno en el que una gran parte del crédito bancario y de los depósitos de residentes se realizan en moneda extranjera (mayormente el dólar americano)—es consecuencia generalmente de graves crisis económicas y episodios de fuerte inflación que debilitan la confianza en la moneda local. En general, los elevados niveles de dolarización financiera han persistido aún después de prolongados períodos de estabilidad económica y bajos niveles de inflación.

La dolarización es fuente de preocupación pues contribuye a la vulnerabilidad financiera. Los sistemas bancarios en economías altamente dolarizadas son muy sensibles a las fluctuaciones cambiarias ya que los bancos otorgan créditos en moneda extranjera mientras los ingresos de los residentes son mayormente en moneda local. Además del mayor riesgo crediticio, la dolarización aumenta el riesgo de liquidez—común a todo sistema financiero consecuencia del descalce de vencimientos entre activos y pasivos—debido a que el banco central del país no emite moneda extranjera.

Durante la década del 2000, Bolivia, Paraguay, Perú, y en menor medida Uruguay han logrado reducir la dolarización financiera de forma gradual y sostenida. En promedio, los depósitos en moneda extranjera como proporción de los depósitos totales en estos cuatro países disminuyeron unos 27 puntos porcentuales durante el período 2001–2010, con reducciones similares (26 puntos porcentuales) en el caso del crédito bancario (ver la figura).

El proceso de desdolarización se observa en todos los tipos de depósitos y crédito. A pesar de la diferencia en los niveles de dolarización según la madurez de los depósitos (siendo mayor para los depósitos de más largo plazo), la dolarización se ha reducido para todos los tipos de depósitos. Algo similar ocurre en el caso del crédito. La dolarización ha disminuido para todas las categorías de crédito, aunque sigue siendo mayor para los créditos de más largo plazo, como son las hipotecas y los créditos comerciales.

¿Qué factores explican la desdolarización?

Nuestro reciente trabajo analiza empíricamente los determinantes de la desdolarización de depósitos y crédito observada en Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay. Las principales conclusiones de este trabajo son las siguientes:

  • Las causas que explican la dolarización de los depósitos son diferentes de aquellas que explican la dolarización del crédito.
  • La apreciación cambiaria ha fomentado la desdolarización de los depósitos en estos países. 
  • La introducción de medidas prudenciales en el sistema financiero, que favorecen una adecuada percepción del riesgo cambiario por parte de los bancos ha contribuido a la reducción de la dolarización del crédito. Entre estas medidas prudenciales figuran el manejo del diferencial de encaje requerido para depósitos en moneda extranjera y en moneda local, el aumento de las provisiones para los créditos en moneda extranjera, y la introducción de límites más estrictos para las posiciones abiertas de los bancos en moneda extranjera. 
  • El desarrollo del mercado de capitales en moneda local (que permitió alargar las curvas de rendimiento domésticas y crear un parámetro de referencia para la deuda de largo plazo en moneda local) ha favorecido la desdolarización del crédito. 
  • La desdolarización de los depósitos también ha contribuido a la desdolarización del crédito ya que los bancos deben evitar el descalce en monedas en sus hojas de balance. 
  • Por último, cambios marginales en variables macroeconómicas—tales como las tasas de inflación—cuando se ha alcanzado una estabilidad y fundamentos macroeconómicos relativamente sólidos (que son precondición necesaria para la desdolarización financiera) no tienen mayor impacto en la desdolarización.

¿Qué queda por hacer?

La desdolarización es un proceso gradual y largo dada la alta persistencia del fenómeno de dolarización financiera. Los procesos de desdolarización financiera observados en los últimos años en Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay han sido notables, pero los niveles de dolarización continúan siendo relativamente elevados. Por lo tanto, los esfuerzos para alentar el uso de la moneda local en el sistema financiero deben continuar. En concreto, es importante (i) mantener la estabilidad macroeconómica y seguir combinando ésta con (ii) medidas prudenciales (como el manejo activo del diferencial de encajes por monedas) que permitan a los agentes económicos internalizar los riesgos cambiarios y (iii) un mayor desarrollo del mercado de capitales en moneda local para facilitar la concesión de préstamos a largo plazo en dicha moneda.

11 respuestas a “¿Diremos adiós al dólar?—La desdolarización financiera en América Latina”

  1. Estimados, acabo de leer vuestro wp sobre desdolarización en AL y como me interesa el tema -de hecho lo he trabajado bastante en Uruguay- les hago llegar algunos comentarios por si les son de utilidad:
    1. Desde el punto de vista metodológico les sugeriría incorporar alguna medida de volatilidad relativa de tipo de cambio a inflación. La volatilidad relativa es más significativa desde el punto de vista conceptual que la absoluta en una perspectiva de finanzas y en el caso uruguayo existe una estimación de la demanda por dinero de 2010 que ayuda a explicar la remonetización de los últimos años incluyéndola (Brum. C. (BCU); Bucacos, E. (BCU); Carballo, P. (BCU)
    “La demanda de dinero en una economía dolarizada: una estimación para Uruguay” que pueden ubicar http://www.bcu.gub.uy/autoriza/peiees/jor/2010/iees03j31010.htm), así que quizás se podría explorar también con los depósitos bancarios.
    2. cuando mencionan las medidas prudenciales que han sido introducidas en los 2000′s relativas a la inclusión de riesgos derivados de la dolarización, desde mi óptica se pueden agregar los incentivos que incluyó tambien el régimen de garantía de depósitos, al menos en el caso de Uruguay. Básicamente las primas aportadas por los depósitos en dólares son más altas que las de depósitos en pesos, y la cobertura del fondo de garantía es significativamente mayor para los depósitos denominados en moneda local que los denominados en moneda extranjera.
    3. En el estudio encuentran que la desdolarización de depósitos también ayuda a explicar la de los créditos. En efecto, en el mediano largo plazo así debería ser pues los bancos intermedian y tienen topes de riesgo por posición en moneda. Ergo, solo pueden prestar en la moneda que captan. Sin embargo, al incluir los otros argumentos en el trabajo (que mira más relaciones de corto plazo) esto puede lucir algo soslayado. Quizás este sea solo un issue de presentación del paper pero yo les sugeriría que lo hagan más explícito. En ese sentido, todos los cambios regulatorios están necesariamente conectados con la desdolarización de los depóistos pues le generan a los bancos el incentivo a intermediar en la moneda doméstica (al menos en términos relativos). Por otra parte, al menos en Uruguay muchos bancos han decidido en estos últimos años colocar su capital en moneda local, lo que ha mejorado la posición en moneda doméstica.
    4. En el documento no aparece mencionada -al menos explícitamente- la literatura que propone estrategias concretas para desdolarizar las economías (como puede ser la del palo y la zanahoria de Levy-Yeyati o la que aquí denominamos de los Dos Pilares -regulación y creación de mercados en pesos). Creo que sería de mucha utilidad incorporar explícitamente este tema, puesto que los resultados que uds encuentran en alguna medida importante arrojan alguna luz sobre la efectividad de las medidas que se han recomendado en los últimos años y permiten hacer una suerte de evaluación de la efectividad de las mismas a la luz de los resultados de uds. No creo que esto les implique mucho esfuerzo pero estoy persuadido de que agregaría positivamente a la discusión de policy sobre el tema.

    espero que mis comentarios les sean de utilidad,
    atte

  2. [...] This post was mentioned on Twitter by IMF, Isabel Avanzini, La Tiza Económica, Paulo Bilyk, Leticia Caminero and others. Leticia Caminero said: RT @IMFNews: ¿Diremos adiós al dólar?—La desdolarización financiera en América Latina http://bit.ly/eQXMqe [...]

  3. Si el proceso de desdolarización financiera ha implicado un descenso del 27 por ciento en una década, estamos en una clara tendencia de abandono del dólar. El dólar es la divisa de la actual crisis y sobre él recaen cada día mayor cantidad de riesgos. Será inevitable que en los próximos años el dólar ceda parte de su poder hegemónico como divisa mundial, a otras monedas.

  4. Creo que el tema de la dolarización es más estructural y radica en que buena parte de estos países siempre desconfiaron de sus propias monedas; esto, por no hablar de la tremenda influencia de los Estados Unidos en los devenires económicos de América Latina.

  5. Respuesta de Mercedes García-Escribano y Sebastián Sosa:

    Estimado José Antonio,

    Muchas gracias por tus comentarios, muy interesantes y útiles, sin dudas los tendremos en cuenta para la versión futura del documento.

    Aquí van unos breves comentarios/respuestas a tus sugerencias.

    1. Es una buena sugerencia, que está vinculada al argumento de Ize y Levi-Yeyati, quienes en el marco de un modelo de selección óptima de portafolios encuentran que la volatilidad relativa del tipo de cambio real e inflación es un factor determinante del nivel de dolarización de depósitos. Gracias además por la referencia al trabajo para el caso uruguayo, lo vamos a mirar.

    2. Buen punto. En nuestro análisis empírico la muestra para el caso de Uruguay comienza más adelante que para el resto (en 2004) para excluir el periodo inmediatamente posterior a la crisis financiera. Por lo tanto, como tú dices, sería bueno incluir la instrumentación del seguro de depósitos, introducida a partir de 2005.

    3. Estamos de acuerdo, eso es lo que muestran nuestros resultados; creemos que es más bien un tema de presentación. En efecto, la introducción de medidas de supervisión y cambios regulatorios favorecen directamente la desdolarización del crédito e indirectamente—dada la política de limitar descalce de posición por monedas—también la de depósitos.

    4. Gracias por la sugerencia, la incluiremos en futuras versiones del trabajo. Los primeros trabajos sobre la estrategia de los “dos pilares” incluyen a Licandro y Licandro (2003, 2004), publicado en la Revista de Economía del BCU de mayo de 2003 y en Money Affaires del CEMLA (enero/junio de 2004) (http://www.bcu.gub.uy/autoriza/peiees/rev/iees02i0503.pdf).

  6. Respuesta de Mercedes García-Escribano y Sebastián Sosa:

    Gracias Alejandra. Existe una vasta literatura sobre las causas de la dolarización financiera, y los puntos que tu mencionas están incluidas en ella. Nuestro trabajo, sin embargo, está enfocado en los determinantes de la desdolarización. Como decimos en el trabajo, eliminar las causas originales de la dolarización muchas veces no es suficiente para lograr avanzar en el proceso de desdolarización.

  7. Lo que sucede es que las divisas fuertes como el dólar tienden a depreciarse en economías lábiles y/o inestables.

    En economías lábiles, como por ejemplo la economía boliviana, la divisa superando la quimera ideológica, se convierte en una seria y contundente competencia para el juego de exportaciones e importaciones comerciales. Mas aun se convierte en un complicado obstáculo (tipo de cambio/intereses) a la hora de saldar los déficit’s públicos (deuda externa/interna).

    Al final del día con depreciación o no el dólar por el momento sigue siendo el “papel” de intercambio comercial por excelencia a escala mundial.

    Así mismo en las economías lábiles la depreciación de la divisa fuerte nos sirve de termómetro para advertir una serie de fenómenos económicos como la inflación. Dependiendo de la voluntad política así -y en mayor responsabilidad- como de la pericia de los llamados a intervenir de manera oportuna dichos fenómenos, la fortuna o el fracaso de la economía nacional.

    Es una marcada tendencia el que las economías lábiles pretendan depreciar su relegada divisa local con el fin de sobrevivir la tormenta inflacionaria.

    Una de las razones por las cuales un Banco Central juguetea con el valor de las divisas (local vs. $) responde a una tardía/irresponsable/inoportuna necesidad por aumentar el poder adquisitivo de la divisa local, con la intención de reducir el alza en los precios de la canasta familiar, por ejemplo. Respondiendo, esto, a una extraña conjunción entre depreciación monetaria y desinflación económica.

    En momentos de crisis social, a la desidia gubernamental, con la apreciación de la divisa local no le resta mucho (sino nada) de “poder adquisitivo” que pueda “preservar” de dicha divisa. Lo que agónicamente intenta el político irresponsable es recuperar algo del poder adquisitivo. Aquél arrebatado por el mismo político, mediante la ignara imposición de fracasos decisionales.

    Muchas veces los operarios políticos ofertan programas políticos, o se presupuestan partidas para la manutención de programas sociales sin respaldo económico (efectivo), que no sea otro que la deuda externa.

    Por consiguiente llega un momento, más pronto que tarde, en donde se deben saldar los compromisos adeudados. Pero ya no con la simple re-negociación de la deuda, sino con pagos efectivos, y si a eso le sumamos los altos intereses….

    Un eterno ciclo por el cual hipotecan los gobiernos de turno a sus ya empobrecidas sociedades.

  8. donde puedo descargar al archivo completo en español. ya que solo lo encuentro en inglles. sera que me pueden facilitar el link por favor

  9. Respuesta de Mercedes García-Escribano y Sebastián Sosa:

    Jorge, gracias por tu interés en nuestro trabajo. Desafortunadamente no podemos enviarte el link, pues el trabajo no está disponible en español.

  10. gracias, con mi grupo de estudio nos hemos puesto de acuerdo para traducirlo. ya que como mecanismo de estudio realizaremos un debate sobre el tema donde nuestro catedratico sera el moderador. ademas de ser el que aprobara la traduccion logica de su trabajo. si les interesa la traduccion en español se las podriamos enviar al tenerla completa.

    gracias por su tiempo. feliz dia

  11. Respuesta de Mercedes García-Escribano y Sebastián Sosa:

    Jorge, nos alegramos que el trabajo haya sido de interés para ustedes. Con gusto recibiremos la versión traducida por ustedes. Puede ser de su interes que el trabajo de Mercedes García-Escribano “Peru: Drivers of De-dollarization” publicado por el Banco Central de Peru como documento de trabajo en 2010 y que citamos en nuestro trabajo, va a ser publicado en castellano en un par de meses en la Revista de Estudios Economicos del Banco Central de Peru. Saludos, y gracias.

Deje su respuesta

*