Cómo elevar el crecimiento a largo plazo en América Latina y el Caribe: Una cuestión compleja… o de complejidad

Por Fabiano Rodrigues Bastos y Ke Wang

(Versiones en EnglishPortuguês)

En América Latina y el Caribe, el crecimiento se ha debilitado considerablemente en los últimos años. Parte de esa debilidad parece haber llegado para quedarse: el personal técnico del FMI también ha revisado a la baja las proyecciones de crecimiento a mediano plazo. Desafortunadamente, la historia suena conocida y nos recuerda las dificultades que atravesó la región en el pasado para mejorar el desempeño comparativo de su crecimiento.

A excepción de la “década dorada” de 2003–11, cuando el aumento de precios de las materias primas impulsó una fuerte expansión, ¿por qué la región no ha podido sostener tasas de crecimiento suficientemente altas como para achicar la brecha de ingresos con respecto a las economías más avanzadas? Esa pregunta se responde en parte con el modesto éxito que ha tenido América Latina en saltar a la producción de bienes más sofisticados, o complejos.

Lea ms “Cómo elevar el crecimiento a largo plazo en América Latina y el Caribe: Una cuestión compleja… o de complejidad” »

Un momento decisivo para América Latina: Nueve conclusiones de nuestra conferencia de alto nivel

Por Alejandro Werner

(Versiones en EnglishPortuguês)

América Latina ha alcanzado un momento crítico. Está mucho mejor que hace dos décadas, pero sigue enfrentando problemas profundamente arraigados que le impiden lograr un nivel sostenido de fuerte crecimiento y desarrollo económico. Para comprender mejor estos problemas desde la perspectiva de los países y ver cómo pueden ayudar a resolverlos el FMI y otros, reunimos a expertos de esta y otras regiones —presidentes de bancos centrales, ministros de Hacienda y académicos— en una conferencia de alto nivel esta semana en la ciudad de Washington.

Bajo el lema “Crecientes retos para el crecimiento y la estabilidad”, los participantes sostuvieron animados debates sobre las dificultades que está atravesando América Latina y las prioridades en materia de políticas para la actualidad y para el futuro.

Aquí están las que, para mí, fueron las principales conclusiones del encuentro:

Lea ms “Un momento decisivo para América Latina: Nueve conclusiones de nuestra conferencia de alto nivel” »

Reiniciando un crecimiento vigoroso e incluyente en Brasil

Por Christine Lagarde

(Versiones en EnglishPortuguês)

Brasil ha logrado avances notables en materia social durante la última década y media. Millones de familias han dejado atrás la pobreza extrema, y el acceso a la educación y la salud se ha ampliado gracias a una serie de intervenciones sociales bien focalizadas, como la Bolsa Família, el programa de transferencias monetarias condicionadas. Fue un privilegio observar algunos de estos avances concretos cuando viajé a Brasil la semana pasada.

Me reuní con Tereza Campello, la Ministra de Desarrollo Social de Brasil, que me explicó la red de programas sociales del país y fue nuestra guía en una visita al Complexo do Alemão, un vecindario de favelas en la zona norte de Río de Janeiro al que llegamos en el nuevo teleférico que une distintos barrios ubicados en las colinas de la zona. Se trata de un gran ejemplo de infraestructura que ha contribuido en gran medida a mejorar las oportunidades económicas de la población, que ahora dispone de un medio rápido de transporte y acceso a la ciudad. Las propias estaciones son también puntos focales de los esfuerzos orientados a mejorar la vida diaria de los habitantes de Río de Janeiro, ya que alojan importantes servicios como son un centro juvenil, una oficina de asistencia social, una biblioteca pública, un centro de capacitación para microemprendedores, e incluso una pequeña sucursal del banco que distribuye las asignaciones mensuales de Bolsa Família.

Lea ms “Reiniciando un crecimiento vigoroso e incluyente en Brasil” »

Medidas locales, solución mundial: Los subsidios a la energía, un problema de US$5,3 billones

Por Benedict Clements y Vitor Gaspar

(Versión en English)

Dos cifras: US$5,3 billones; 6½% del PIB. Ese es nuestro cálculo más reciente del costo de los subsidios a la energía en 2015. Son estimaciones pasmosas. La cifra quizá supere el gasto público en salud a escala mundial, que la Organización Mundial de la Salud estima que equivale a 6% del PIB mundial, aunque para un año diferente, el 2013. Estas cifras representan una de las mayores externalidades negativas que jamás se haya estimado, y su incidencia es mundial. Y eso no es todo: un estudio anterior del FMI sobre la reforma de los subsidios a la energía también indica que dichos subsidios inciden negativamente en la eficiencia, el crecimiento y la desigualdad económicas.

¿Qué son los subsidios a la energía?

Lea ms “Medidas locales, solución mundial: Los subsidios a la energía, un problema de US$5,3 billones” »

Los enormes subsidios mundiales a la energía rondan los US$5 billones

Por Sanjeev Gupta y Michael Keen

(Versión en English)

En su blog, Ben Clements y Vitor Gaspar sostienen que los subsidios mundiales a la energía siguen siendo muy cuantiosos, que en muchos países es muy necesario reformarlos y que ahora es un buen momento para hacerlo. En este blog se define lo que quiere decir “subsidios a la energía”, se presentan detalles sobre cómo estimarlos y se explica por qué siguen siendo elevados pese al reciente descenso de los precios internacionales de la energía (gráfico 1).

Lea ms “Los enormes subsidios mundiales a la energía rondan los US$5 billones” »

La melancolía de las materias primas: La inversión empresarial en América Latina

Por Nicolás Magud

(Versiones en EnglishPortuguês)

La inversión privada se está desacelerando en los mercados emergentes desde mediados de 2011, y América Latina no es la excepción (véase el gráfico 1). Dicha tendencia genera preocupaciones no solo porque la debilidad de la inversión tuvo un rol importante en la desaceleración generaliza de la regional, sino también porque las tasas de inversión en América Latina eran más bajas que las de la mayoría de las demás regiones, incluso antes de que comenzara la desaceleración.

Lea ms “La melancolía de las materias primas: La inversión empresarial en América Latina” »

América Latina y el estímulo fiscal: Una leve resaca, pero todavía no una adicción

Por Alexander Klemm

(Versiones en EnglishPortuguês)

América Latina se enfrenta a un porvenir más difícil. Se prevé que el crecimiento regional descenderá a menos de 1% en 2015, en parte debido a la caída de los precios mundiales de las materias primas. ¿Cuán preparada está la región para esta época de vacas flacas?

Los países se enfrentan a esta desaceleración con posiciones fiscales mucho más débiles que cuando estalló la crisis financiera mundial. En aquel momento, América Latina respondió enérgicamente con políticas fiscales expansivas, como por ejemplo programas explícitos de estímulo fiscal en muchos países. Pero, conforme ha vuelto el crecimiento, este aumento del gasto ha sido difícil de revertir.

Nuestro nuevo estudio examina seis grandes países emergentes de América Latina —Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay— y la forma en que respondieron a la crisis financiera mundial, las consecuencias a largo plazo de las políticas que adoptaron y las principales enseñanzas para las autoridades.

Lea ms “América Latina y el estímulo fiscal: Una leve resaca, pero todavía no una adicción” »

Cerca, pero aún falta: Lograr el pleno empleo en Estados Unidos

Por Ravi Balakrishnan y Juan Solé

(Versión en English)

El informe del mes pasado sobre el empleo en Estados Unidos fue decepcionante ya que el número de puestos de trabajo creados en marzo fue mucho menor de lo previsto. Pero el panorama es diferente si se observan las tendencias desde una perspectiva a más largo plazo. La creación de empleo en Estados Unidos a lo largo del año pasado ha sido notable. La nómina ha registrado aumentos medios de 260.000 por mes, muy por encima del promedio mensual de 160.000 observado durante la recuperación de 2010–13. Como resultado, la tasa de desempleo cayó a 5,5% en marzo de 2015 (gráfico 1), nivel que está levemente por encima de muchas estimaciones del actual nivel de desempleo “natural”, es decir, la tasa de desempleo que debería prevalecer una vez que se hayan disipado los factores cíclicos y que la economía esté creciendo conforme a su ritmo de tendencia. Hay quienes dicen que una diferencia insignificante entre la tasa de desempleo y la tasa natural —la denominada brecha de desempleo—equivale a pleno empleo.

Lea ms “Cerca, pero aún falta: Lograr el pleno empleo en Estados Unidos” »

Video—Principales metas: Mayor crecimiento, prosperidad compartida

La prioridad para las autoridades es un crecimiento robusto, equilibrado y sostenible para crear empleo y reducir la pobreza, dice Agustín Carstens —Gobernador del Banco de México y nuevo Presidente del órgano rector de las políticas del FMI, el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)— en una entrevista.

Vea el video.

El Norte se recupera, el Sur aún espera: Perspectivas para América Latina y el Caribe

Por Alejandro Werner

(Versiones en English, Português)

La actividad económica en América Latina y el Caribe se está enfriando desde hace varios años, y la temperatura en muchos países sigue bajando. Se espera que el crecimiento regional caiga a menos del 1 por ciento en 2015, tras ubicarse en el 1,3 por ciento en 2014. Con la excepción de la breve recesión registrada durante la crisis financiera mundial, esta será la menor tasa de crecimiento desde 2002.

Sin embargo, se observan diferencias en el ímpetu del crecimiento entre, en líneas generales, el norte y el sur de la región. Si bien la primavera parece estar en el aire en México, América Central y algunos países de la región del Caribe, el clima económico sigue siendo muy frío en gran parte de América del Sur. ¿A qué se deben estas perspectivas divergentes, y cómo puede volver a dibujarse un panorama más soleado en toda la región?

Lea ms “El Norte se recupera, el Sur aún espera: Perspectivas para América Latina y el Caribe” »