La melancolía de las materias primas: La inversión empresarial en América Latina

Por Nicolás Magud

(Versiones en EnglishPortuguês)

La inversión privada se está desacelerando en los mercados emergentes desde mediados de 2011, y América Latina no es la excepción (véase el gráfico 1). Dicha tendencia genera preocupaciones no solo porque la debilidad de la inversión tuvo un rol importante en la desaceleración generaliza de la regional, sino también porque las tasas de inversión en América Latina eran más bajas que las de la mayoría de las demás regiones, incluso antes de que comenzara la desaceleración.

Lea ms “La melancolía de las materias primas: La inversión empresarial en América Latina” »

América Latina y el estímulo fiscal: Una leve resaca, pero todavía no una adicción

Por Alexander Klemm

(Versiones en EnglishPortuguês)

América Latina se enfrenta a un porvenir más difícil. Se prevé que el crecimiento regional descenderá a menos de 1% en 2015, en parte debido a la caída de los precios mundiales de las materias primas. ¿Cuán preparada está la región para esta época de vacas flacas?

Los países se enfrentan a esta desaceleración con posiciones fiscales mucho más débiles que cuando estalló la crisis financiera mundial. En aquel momento, América Latina respondió enérgicamente con políticas fiscales expansivas, como por ejemplo programas explícitos de estímulo fiscal en muchos países. Pero, conforme ha vuelto el crecimiento, este aumento del gasto ha sido difícil de revertir.

Nuestro nuevo estudio examina seis grandes países emergentes de América Latina —Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay— y la forma en que respondieron a la crisis financiera mundial, las consecuencias a largo plazo de las políticas que adoptaron y las principales enseñanzas para las autoridades.

Lea ms “América Latina y el estímulo fiscal: Una leve resaca, pero todavía no una adicción” »

Cerca, pero aún falta: Lograr el pleno empleo en Estados Unidos

Por Ravi Balakrishnan y Juan Solé

(Versión en English)

El informe del mes pasado sobre el empleo en Estados Unidos fue decepcionante ya que el número de puestos de trabajo creados en marzo fue mucho menor de lo previsto. Pero el panorama es diferente si se observan las tendencias desde una perspectiva a más largo plazo. La creación de empleo en Estados Unidos a lo largo del año pasado ha sido notable. La nómina ha registrado aumentos medios de 260.000 por mes, muy por encima del promedio mensual de 160.000 observado durante la recuperación de 2010–13. Como resultado, la tasa de desempleo cayó a 5,5% en marzo de 2015 (gráfico 1), nivel que está levemente por encima de muchas estimaciones del actual nivel de desempleo “natural”, es decir, la tasa de desempleo que debería prevalecer una vez que se hayan disipado los factores cíclicos y que la economía esté creciendo conforme a su ritmo de tendencia. Hay quienes dicen que una diferencia insignificante entre la tasa de desempleo y la tasa natural —la denominada brecha de desempleo—equivale a pleno empleo.

Lea ms “Cerca, pero aún falta: Lograr el pleno empleo en Estados Unidos” »

Video—Principales metas: Mayor crecimiento, prosperidad compartida

La prioridad para las autoridades es un crecimiento robusto, equilibrado y sostenible para crear empleo y reducir la pobreza, dice Agustín Carstens —Gobernador del Banco de México y nuevo Presidente del órgano rector de las políticas del FMI, el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)— en una entrevista.

Vea el video.

El Norte se recupera, el Sur aún espera: Perspectivas para América Latina y el Caribe

Por Alejandro Werner

(Versiones en English, Português)

La actividad económica en América Latina y el Caribe se está enfriando desde hace varios años, y la temperatura en muchos países sigue bajando. Se espera que el crecimiento regional caiga a menos del 1 por ciento en 2015, tras ubicarse en el 1,3 por ciento en 2014. Con la excepción de la breve recesión registrada durante la crisis financiera mundial, esta será la menor tasa de crecimiento desde 2002.

Sin embargo, se observan diferencias en el ímpetu del crecimiento entre, en líneas generales, el norte y el sur de la región. Si bien la primavera parece estar en el aire en México, América Central y algunos países de la región del Caribe, el clima económico sigue siendo muy frío en gran parte de América del Sur. ¿A qué se deben estas perspectivas divergentes, y cómo puede volver a dibujarse un panorama más soleado en toda la región?

Lea ms “El Norte se recupera, el Sur aún espera: Perspectivas para América Latina y el Caribe” »

Aumento de los riesgos fiscales en un contexto de una recuperación económica mundial desigual

Por José Viñals

(Versión en English)

Los principales mensajes en esta edición del Informe sobre la estabilidad financiera mundial (informe GFSR, por sus siglas en inglés) son los siguientes:

  1. Los riesgos para el sistema financiero mundial han aumentado desde octubre y se han desplazado a partes del sistema financiero donde son más difíciles de evaluar y corregir.
  2. Las economías avanzadas tienen que reforzar la eficacia e influencia de las políticas monetarias para cumplir su cometido, y al mismo tiempo gestionar los efectos secundarios perjudiciales de las bajas tasas de interés.
  3. Para soportar las contracorrientes mundiales de los precios más bajos del petróleo, el aumento de las tasas de interés de política monetaria de Estados Unidos y un dólar más fuerte, los mercados emergentes tienen que hacer más resistentes a sus sistemas financieros, para lo cual deben subsanar vulnerabilidades internas.

Lea ms “Aumento de los riesgos fiscales en un contexto de una recuperación económica mundial desigual” »

Los precios del petróleo y las finanzas públicas: Un arma de doble filo

Por Benedict Clements y Marta Ruiz-Arranz

(Versión en English)

En los últimos seis meses, la caída en picada de los precios del petróleo provocó movimientos vertiginosos en las finanzas públicas. Los precios cayeron alrededor del 45% desde septiembre (véase la edición de abril de 2015 de Perspectivas de la economía mundial, informe WEO), provocando una gran disminución de los ingresos de los países exportadores de petróleo y proporcionando ingresos imprevistos a los países importadores. ¿Qué efecto tuvo la caída de los precios del petróleo en las finanzas públicas, y cómo deben adaptarse importadores y exportadores a esta nueva situación?

En la edición de abril de 2015 de Fiscal Monitor, sostenemos que la caída de los precios del petróleo ofrece una oportunidad única para poner en marcha reformas profundas de los subsidios e impuestos a la energía que generen ahorros, mejoren las finanzas públicas y estimulen el crecimiento económico a largo plazo.

Lea ms “Los precios del petróleo y las finanzas públicas: Un arma de doble filo” »

La economía mundial ante cuatro fuerzas

Por Olivier Blanchard

(Versión en English)

En nuestras Perspectivas de la economía mundial (informe WEO) de abril de 2015 pronosticamos que el crecimiento mundial de este año será más o menos igual al del año pasado, 3,5% frente 3,4%. Esta cifra mundial refleja un repunte del crecimiento en las economías avanzadas, 2,4% frente a 1,8%, contrarrestado por una contracción del crecimiento en las economías de mercados emergentes y en desarrollo, 4,3% frente a 4,6% el año pasado. En resumen, para hacer eco de las palabras utilizadas por Directora Gerente del FMI la semana pasada, consideramos que el crecimiento es “moderado y desigual”.

Lo que está detrás de estas cifras es un conjunto inusitadamente complejo de fuerzas que están moldeando la economía mundial. Algunas de esas fuerzas, como el descenso de los precios del petróleo y la evolución de los tipos de cambio, son muy visibles. Otras, que van desde los legados de la crisis hasta un menor crecimiento potencial, desempeñan un papel más entre bastidores, pero no por eso son menos importantes. Pasemos revista.

Lea ms “La economía mundial ante cuatro fuerzas” »

¡No hay duda! La inversión empresarial está débil debido a la economía

Por Aqib Aslam, Daniel Leigh y Seok Gil Park

(Versión en English)

El debate sobre las razones que han llevado a las empresas a dejar de invertir en maquinarias, equipos y plantas continúa. En las economías avanzadas, la inversión empresarial ––que es el componente más grande de la inversión privada–– se ha contraído mucho más desde la última crisis financiera internacional que después de otras recesiones. Y hay indicios preocupantes de que esa contracción ha dañado el crecimiento económico a largo plazo.

Es crítico realizar un diagnóstico correcto para elaborar políticas que alienten a las empresas a invertir más. Si el bajo nivel de inversión no es más que un síntoma de un entorno económico débil en el cual las empresas están respondiendo a la anemia de las ventas, entonces podrían justificarse los llamados a ampliar la actividad económica global. Si, por otra parte, la culpa es principalmente de impedimentos especiales, como la incertidumbre en torno a las políticas o los focos de debilidad en el sector financiero, como sugieren algunos, entonces es necesario eliminarlos para que la inversión pueda aumentar.

Lea ms “¡No hay duda! La inversión empresarial está débil debido a la economía” »

Aumento del crecimiento gracias a políticas fiscales estabilizadoras

Por Xavier Debrun

(Versión en English)

Es fácil imaginarse una economía en la que la inestabilidad, el estancamiento y déficits públicos galopantes convergen para crear una tormenta perfecta. Sin embargo, en la actualidad la contracara simple de esa imagen —es decir, estabilidad, crecimiento y equilibrio presupuestario—resulta extraña para muchos. Y con la política monetaria aparentemente en estado de agotamiento, hay quienes se preguntan si a lo mejor valdría la pena sacrificar la salud fiscal por el crecimiento a corto plazo.

En todo debate económico, analizar los datos es siempre un buen punto de partida, y eso es lo que hace precisamente la edición más reciente del Monitor Fiscal. El mensaje es claro: los gobiernos pueden usar la política fiscal para reducir la volatilidad del producto, y eso potencia el crecimiento a mediano plazo. En esencia esto significa que el gobierno tiene que ahorrar en los tiempos de vacas gordas de manera que pueda usar el presupuesto para estabilizar el producto en los tiempos de vacas flacas. En las economías avanzadas, la adopción de políticas fiscales más estabilizadoras podría reducir la volatilidad del producto en alrededor de un 15%, con un aumento del crecimiento de aproximadamente 0,3 puntos porcentuales anuales.

Lea ms “Aumento del crecimiento gracias a políticas fiscales estabilizadoras” »