La pregunta del billón: ¿Quién es el dueño de la deuda pública de los mercados emergentes?

Por Serkan Arslanalp y Takahiro Tsuda

(Versión en English)

Hay un billón de razones para preguntarse quién es el dueño de la deuda de los mercados emergentes. Esa es la suma que los inversionistas mundiales han volcado en estos bonos públicos en los últimos años: US$1 billón. Los dueños, los plazos y los factores que determinan la evolución de esa deuda pueden arrojar luz sobre los riesgos; un repentino cambio de sentido de los flujos de un país puede ser perjudicial. Además, los cambios en la base de inversionistas pueden incidir en los costos del endeudamiento público.

Las decisiones posteriores que toman los inversionistas son una gran interrogante para los mercados emergentes, y nuestro nuevo análisis despeja algunas de las dudas acerca de quién es el propietario de la deuda. Cuanto más se conoce a los inversionistas, más claros quedan los riesgos potenciales y la forma de abordarlos.

Lea ms “La pregunta del billón: ¿Quién es el dueño de la deuda pública de los mercados emergentes?” »

La redistribución como tratamiento para la desigualdad: ¿Es la cura peor que la enfermedad?

Por Jonathan D. Ostry y Andrew Berg

(Versión en English)

El aumento de la desigualdad de ingresos ocupa un lugar preponderante en el temario de la política económica mundial, reflejando no solo el temor a sus perniciosos efectos sociales y políticos, (incluidas las dudas sobre la compatibilidad de una desigualdad extrema con la gobernabilidad democrática), sino también sus repercusiones económicas. Aunque seguramente se necesitan incentivos positivos para recompensar el trabajo y la innovación, es probable que el exceso de desigualdad debilite el crecimiento, por ejemplo al obstaculizar el acceso a la salud y la educación, provocar inestabilidad política y económica que a su vez reducen la inversión, y frustrar el consenso social necesario para efectuar ajustes ante shocks importantes.

Como es lógico, los economistas han venido tratando de entender mejor los vínculos entre el aumento de la desigualdad y la fragilidad del crecimiento económico. Entre otros relatos recientes, se observa cómo la desigualdad agudizó el ciclo de apalancamiento financiero y sembró las semillas de la crisis; o cómo los factores de economía política, especialmente la influencia de los ricos, permitieron que los excesos en el sector financiero crecieran fuertemente antes de la crisis.

Lea ms “La redistribución como tratamiento para la desigualdad: ¿Es la cura peor que la enfermedad?” »

Gira universitaria Lipton-Roubini: Ciudad de México, Lima, Santiago

David Lipton, Primer Director Gerente del FMI, y Nouriel Roubini, fundador y presidente de Roubini Global Economics, conversarán con estudiantes universitarios la semana próxima y analizarán el estado de la economía mundial, las tendencias económicas mundiales y los desafíos actuales y futuros que tienen ante sí las generaciones jóvenes de la región y el mundo entero.

Los encuentros titulados Economía y Futuro de Latinoamérica: La Juventud Opina, serán una oportunidad para intercambiar opiniones acerca de los retos que los jóvenes enfrentan en la región, y para conocer sus puntos de vista sobre cuestiones económicas.

Lea ms “Gira universitaria Lipton-Roubini: Ciudad de México, Lima, Santiago” »

¿Aún están vinculados el empleo y el crecimiento?

Por Prakash Loungani

(Versión en English)

Hoy en día hay más de 200 millones de personas desempleadas en todo el mundo, de las cuales más de un quinto viven en economías avanzadas. Las tasas de desempleo de estas economías se dispararon al comienzo de la Gran Recesión y, cinco años después, se mantienen en niveles muy elevados.

Hay quienes sostienen que era de esperar que esto sucediera dado que la economía sigue registrando una evolución muy inferior a la tendencia e insisten en que es necesario aplicar una mayor distensión de las políticas macroeconómicas (por ejemplo, Krugman, 2011, Kocherlakota (2014)). Otros indican que las pérdidas de empleos, particularmente en países como España e Irlanda, han sido demasiado fuertes para explicarlas por la evolución del producto y pueden obedecer en gran medida a problemas estructurales de sus mercados laborales. Incluso en Estados Unidos, donde las tasas de desempleo cayeron el año pasado, existe la preocupación de que cada vez más gente esté abandonando la fuerza laboral y, por lo tanto, generando una disociación entre empleo y crecimiento.

Lea ms “¿Aún están vinculados el empleo y el crecimiento?” »

Uruguay: Crecimiento sólido, pero aún con riesgos a la baja

Por Oya Celasun

En la década siguiente a la crisis de 2002–03, Uruguay registró un crecimiento económico muy vigoroso y una mejora envidiable de los niveles de vida. El crecimiento promedió 5,5% en 2004–13, y las tasas de pobreza han disminuido significativamente, de 36,6% en 2005 a 13,1% en 2012.

Pero al igual que muchas otras economías de mercados emergentes, el país está sintiendo los efectos de una mayor incertidumbre económica mundial. El crecimiento se ha desacelerado a 3,9% en 2012 y se estima que se mantuvo más o menos a ese nivel en 2013.

Nuestro reciente informe sobre la economía uruguaya se centra en la mejor manera en que el país pueda salvaguardar y realzar los importantes avances de la última década, optando por la combinación adecuada de políticas que le permita superar cualquier shock que pueda producirse.

Lea ms “Uruguay: Crecimiento sólido, pero aún con riesgos a la baja” »

Los mercados emergentes necesitan esforzarse para seguir siendo motores del crecimiento mundial

Por Min Zhu

(Versiones en English, Português)

Tuvimos grandes debates sobre las perspectivas de crecimiento de los mercados emergentes en nuestras Reuniones Anuales de octubre de 2013. Redujimos el pronóstico de crecimiento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo en 2013 drásticamente, en 0,5 puntos porcentuales respecto de nuestra previsión anterior. Para algunos, fuimos demasiado pesimistas. Para otros, tendríamos que haber mantenido el escenario de menor crecimiento que elaboramos cuando estalló la crisis financiera internacional.

Demos un salto al día de hoy. Efectivamente, las últimas cifras indican que los motores del crecimiento mundial —los mercados emergentes y las economías en desarrollo— se han desacelerado significativamente. Su tasa de crecimiento disminuyó unos 3 puntos porcentuales en 2013 respecto de los niveles de 2010, y más de dos tercios de los países —con Brasil, China e India a la cabeza— sufrieron una contracción. Esto guarda importancia para la economía mundial, dado que estas economías generan la mitad de la actividad económica mundial actual.

Lea ms “Los mercados emergentes necesitan esforzarse para seguir siendo motores del crecimiento mundial” »

Perspectivas para América Latina y el Caribe en 2014

Por Alejandro Werner

(Versiones en English, Português)

¿Cómo vemos el panorama económico mundial para el año en curso, y qué va a significar esto para nuestra región? Es una pregunta que hoy está muy presente en la mente de todos, dados los riesgos de deflación en las economías avanzadas y de turbulencia sostenida en los mercados emergentes.

A pesar de estos riesgos, prevemos que la región crecerá a un ritmo ligeramente más rápido que el año pasado, del 2,6% en 2013 al 3% en 2014. El aumento de la demanda mundial es importante, pero también hay que considerar otros factores. La volatilidad probablemente será un factor relevante del panorama en los próximos meses. Las tasas de crecimiento de la región seguirán siendo bajas en comparación con las tendencias históricas y persisten riesgos a la baja para el crecimiento. En primer lugar, examinemos el panorama mundial.

Lea ms “Perspectivas para América Latina y el Caribe en 2014” »

La recuperación se afianza, pero queda mucho por hacer

Por Olivier Blanchard

(Versión en English)

Quisiera tomar un momento para recordar a nuestro colega Wabel Abdallah, que fue nuestro Representante Residente en Afganistán y que, como muchos de ustedes sabrán, perdió la vida el viernes en un ataque terrorista en Kabul. Lamentamos la muerte de un colega, un amigo de muchos de nosotros y, sobre todo, un funcionario civil que representaba lo mejor del FMI y que perdió la vida en el cumplimiento de su deber, ayudando a la gente de Afganistán. Nuestras más sentidas condolencias a su familia y a las numerosas víctimas de este brutal atentado.

Permítanme ahora referirme a nuestra actualización de las Perspectivas de la economía mundial (informe WEO) y extraer los tres mensajes principales:

En primer lugar, la economía está afianzándose. Según nuestros pronósticos, de 2013 a 2014 el crecimiento aumentará de 3% a 3,7% a escala mundial, de 1,3% a 2,2% en las economías avanzadas y de 4,7% a 5,1% en las economías de mercados emergentes y en desarrollo.

Lea ms “La recuperación se afianza, pero queda mucho por hacer” »

Más allá de las fronteras: Desafíos de crecimiento para los mercados emergentes

Por Alexander Culiuc y Kalpana Kochhar

(Versión en English)

Varias economías de mercados emergentes han recorrido un camino lleno de altibajos desde que en mayo pasado la Reserva Federal de Estados Unidos anunciara que replegaría, a su debido tiempo, el programa de compra de activos. Esto es otro recordatorio de lo susceptibles que siguen siendo estas economías a las condiciones económicas fuera de sus fronteras.

Hasta la fecha, gran parte de las fluctuaciones del mercado han sido de carácter transitorio. Pero los mercados emergentes ya conocen el desenlace final: las tasas de interés en las economías avanzadas a la larga subirán, reduciendo el financiamiento externo barato del que se han beneficiado hasta ahora. Y no es el único factor externo que está nublando las perspectivas de crecimiento de los mercados emergentes.

Lea ms “Más allá de las fronteras: Desafíos de crecimiento para los mercados emergentes” »

El retiro del estímulo de la Fed: ¿Implicaciones para América Latina?

Por Alejandro Werner

(Versiones en EnglishPortuguês)

Algunas realidades básicas parecen haber sido olvidadas en el actual debate sobre el proceso de “salida” de la política monetaria no convencional por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y sus efectos en América Latina.

En primer lugar, el que la política siga siendo expansiva tiene lógica. En Estados Unidos la inflación es demasiado baja, la brecha del producto es demasiado grande y la creación de empleos es demasiado débil. Aún durante el proceso de retiro del estímulo, la orientación de la política de la Reserva Federal seguirá siendo sumamente distendida. La tasa de los bonos del Tesoro a 10 años, ajustada en función de la inflación subyacente, está unos 230 puntos básicos por debajo del promedio en 30 años, y la tasa de los fondos federales, también ajustada según la inflación, se sitúa 320 puntos básicos por debajo de ese promedio. Es probable que estas tasas se mantengan por debajo de este promedio durante los dos o tres próximos años, como mínimo.

Lea ms “El retiro del estímulo de la Fed: ¿Implicaciones para América Latina?” »